La Roca Kjerag.

Encajada entre dos paredes totalmente verticales, la roca está colgando a 1.000 metros de altura sobre el fiordo de Lyse. Lo habitual es ver a los turistas hacerse fotos posando sobre ella. A muchos incluso se les nota un pequeño temblor en las piernas mientras piensan ‘no mires abajo, no mires abajo’. Todo un desafío al vértigo. kjerag_bolt_9895_320x

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: