Montaña sagrada de Hua-Shan

Alcanzar la montaña sagrada de Hua-Shan en China no es apto para cualquier persona. Para subir a su cumbre, hay que atravesar uno de los senderos más escarpados y peligrosos que existen. Es tan difícil superar este sendero, que cada año se registran más de un centenar de muertes. Las partes más arriesgadas del recorrido son las conocidas como ‘Changong Zhandao’, una pasarela de tan sólo 30 centímetros de ancho sobre un acantilado totalmente vertical; y el ‘Dragón Negro’, un tramo esculpido en una empinada arista de roca de tan solo unos centímetros de ancho. Tablones temblorosos, cadenas oxidadas y escalones casi imposibles son otras duras pruebas para llegar a la meta. El premio: sobrevivir.los_destinos_naturales_mas_peligrosos_486535737_650x

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: