San Juan de Gaztelugache.

San Juan de Gaztelugatxe es un islote que se une a tierra por un istmo artificial apoyado en dos grandes arcos. En su cumbre hay una ermita dedicada a San Juan Bautista y para acceder a ella es preciso superar 231 escalones. Subir a la ermita es todo un esfuerzo, pero el peregrino se vera recompensado pues desde lo alto se podrá observar uno de los paraisos naturales mas impresionantes del Pais Vasco.
En mi estancia en Seychelles me di cuenta que en todos los barcos de la flota atunera tenían una estampita de este lugar. Los Vascos navegantes casi de nacimiento tienen en su sangre a la virgen del Carmen como patrona y a san Juan de gaztelugache como lugar de peregrinación, después de ver ese detalle una de las cosas que hice a mi regreso a España fue visitar este lugar.
y la verdad es que impresiona el lugar. Una costa abatida por el Cantábrico y con esa belleza de un mar encrespado que te invita a reflexionar.
En este viaje podemos disfrutar también de la villa marinera de Bermeo y su gastronomía, El lugar merece la pena y hay muchos rincones por descubrir.
es aconsejable realizar este viaje en coche ya que nos permitirá desplazarnos con total autonomía teniendo en cuenta unas carreteras comarcales muy difíciles pero a la vez atractivas por un paisaje de costa.
San juan de gaztelugache