Bilbao una ciudad para descubrirla.

Con un pasado industrial y poco apetecible, esta ciudad a lavado su cara y hoy es digna de poderla visitar a lo grande. Hoy se engalana de edificios donde antes eran naves en ruinas, La misma reconversión industrial la obligo a levantar la cabeza y asomarse al mundo del turismo. Hoy es conocida mas que por el museo Guggenhein, es un proyecto de arte en la margen izquierda y una gente fantástica sin comentar la gastronomía que es para un capitulo aparte.
De todos es conocido la hospitalidad vasca pero siempre es la misma pregunta hay vascos y de Bilbao, Gente noble y amigos de sus amigos. Tener un amigo vasco es tener un buen amigo, y visitar Bilbao es un lujo hoy.