La carrera de los bancos.

Cuentan las crónicas que, en el año 2009, se celebró una competición de remo entre dos equipos, uno compuesto por trabajadores de un banco español  y el otro de un banco suizo .

 

Se dio la salida y los remeros Suizos se empezaron a  destacar desde el primer momento. Llegaron a la meta y el equipo Español lo hizo con una hora de retraso sobre el equipo Suizo.

 

De vuelta a casa, la dirección se reunió para analizar las causas de tan bochornosa actuación, llegando a la siguiente conclusión:

 

“Se ha podido detectar que en el equipo Suizo había un jefe de equipo y diez remeros, mientras que en el equipo Español había un remero y diez jefes, por lo que para el próximo año se tomaran las medidas adecuadas”

 

En el año  2010 se dio de nuevo la salida, y una vez mas el equipo Suizo se compuso de un equipo de diez remeros, mientras que el equipo Español, tras las eficaces medidas adoptadas el año anterior, se compuso de un jefe de servicio, dos asesores de gerencia, siete jefes de sección y un remero.

Los Suizos llegaron con dos horas de ventaja.

Tras un minucioso análisis, se llega a la siguiente conclusión:

EL REMERO ES UN INCOMPETENTE.

 

En el año 2011, como no podía ser diferente, el equipo Suizo se escapo nada mas dar la salida. La trainera que ese año se había encargado al departamento de nuevas tecnologías, llego con cuatro horas de retraso.

 

Tras  la regata, y a fin de evaluar el nefasto resultado, se celebro una reunión de alto nivel en la parte superior del edificio, llegándose a la siguiente conclusión:

EL REMERO, ADEMAS DE INCOMPETENTE,

NI EVOLUCIONA NI SE MOTIVA.

 

Ese año, el equipo Suizo había optado una vez mas por una tripulación  tradicional formada por un jefe de equipo y diez remeros. El equipo Español, tras una auditoria externa el asesoramiento especial del departamento de informática, se decidió por una formación mucha mas vanguardista y se compuso de un jefe de servicio, tres jefes de sección con un plus de productividad, dos auditores, cuatro vigilantes jurado que no le quitaran el ojo al único remero, al que habían amolestado y castigado quitándole todos los pluses e incentivos por el fracaso del año anterior.

 

Tras varias horas de reuniones, se acordó que en la regata del 2012 el remero será de una contrata externa, ya que a partir de la vigésimo quinta milla marina se ha venido observando cierta dejadez en el remero de plantilla, que roza el pasotismo en la línea de meta. 

P.D. Los bancos quieren ganar siempre, y si pierden la culpa la tiene el remero. Es decir la clase obrera.

Para recoger las ganancias nunca nos llamaron, para las perdidas tenemos que estar obligatoriamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: