Saint-Malo

Durante la edad media, Saint-Malo fue una isla fortificada en la boca del río Rance, y controlaba no sólo el estuario sino también el mar abierto. El fuerte promontorio de Aleth, al sur de lo que hoy es el centro del distrito de Saint-Servan, dirigía avances hacia el Rance incluso antes de la llegada de los romanos, pero el Saint-Malo moderno tiene sus orígenes en un asentamiento monástico fundado por San Aarón y San Brandán a principios del s.VI d. C. El nombre del pueblo se deriva de un seguidor de Brandán, llamado Saint Malo.

Saint-Malo tenía la tradición de mantener su autonomía al tratar con las autoridades francesas, e incluso con las autoridades bretonas locales. En el período 1490–1493, Saint-Malo se declaró a sí misma como república independiente, tomando el lema “no franceses, no bretones, pero sí malvinos”.

Tierra de piratas y corsarios, este bastión guardo entre sus murallas cientos de historias de piratas y gentes del mar. su situación y la fantástica fortificación acia de Saint Malo un lugar seguro para esconderse en aquellos tiempos.

hy es una ciudad de turismo y muy bien arreglada después de la guerra donde fue destruida casi totalmente. Se puede recorrer toda su muralla y tanto en marea alta como baja su vista es fantástica. para un fotógrafo es mejor con marea baja ya que es cuando mejor se puede ver su grandeza.

Tiendas y restaurantes salpican su interior lleno de calles estrechas donde es facil perderse, pero la muralla siempre esta cerca y esta nos sitúa para volvernos a encontrar. Recomiendo visitar librerías y tiendas de mapas de la zona. Madrugar para ver salir el sol por la parte del puerto, y como no darnos un atracón de marisco de la zona, durante unos días nos podemos sentir Piratas.

Bretaña da para mucho y este es un buen lugar para empezar a descubrir esta fantástica región de Francia. Muy parecida a el norte de España pero muy bien cuidada y con todas sus casas dentro de una armonía arquitectónica. cosa que no es fácil encontrar con el bum del ladrillo en nuestro país. da gusto ver que todo esta con un orden y los pueblos limpios y bien cuidados, podiamos aprender un poco a cuidar el bien de todos como hacen en estos pequeños pueblos de Bretaña.

El viaje le recomiendo en coche, las carreteras son buenas y durante el trayecto nos permite parar y descubrir las cosas a nuestro ritmo. podemos encontrar hoteles de muchos precios y la comida es buena, predomina el pescado y se puede acompañar por unos buenos vinos de la zona, esto es lo que nos da Bretaña ahora solo queda ponerle fecha al viaje y esta es la mejor del año, en un mismo día podemos tener las cuatro estaciones pero es parte del encanto de esta región.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: