Los santos inocentes

Que tiempos los de la España profunda, donde el rico y el pobre tenían un estrecho lazo, es verdad que uno de ellos al cuello.

Donde el dinero no era problema para el pobre porque vivir ya era una lucha, que tiempos los que el señorito podía caminar por su terreno labrado por sus esclavos.

Cada vez que veo esta película, me cabreo cantidad sobretodo porque fue real.