Territorio del Yukon

 

Yukon Canada-93

Los bosques cubren más de la mitad de la superficie del Territorio del Yukón —región natural perteneciente a Canadá— siendo una zona escasamente poblada y en parte aún sin explorar, en lo cual radica su encanto: hermosos paisajes de montañas, ríos, lagos y valles que se han preservado hasta ahora de la mano humana, y cuyas principales actividades económicas son la minería, la caza y la pesca practicadas por las comunidades autóctonas: los indios atapaskanos —que descienden de pueblos que llegaron de Asia hace más de 10.000 años— que constituyen alrededor de una quinta parte de los residentes del Yukón.

Yukon Canada-498El Yukón, que obtuvo su nombre de un mercader de la bahía de Hudson quien lo llamó Yu-kun-ahel río más grande refiriéndose al río que le atraviesa, a pesar de ser accesible y estar ligeramente más poblado que otros territorios del noroeste de Canadá, en su mayor parte se encuentra enclavado dentro del Círculo Polar Ártico, convirtiéndole en una inhóspita región que se conserva como uno de los últimos reductos más salvajes del mundo. Aunque, como ya hemos apuntado, los bosques cubren gran parte de su suelo (en su mitad sur se extiende la taiga o bosques boreales —principalmente piceas y abetos—, y hacia el norte estos bosques subárticos van dando paso a la tundra o vegetación de turba, musgos y líquenes), tiene paisajes muy variados, aunque una gran extensión está cubierta por suelos permanentemente helados.

Yukon Canada-14El Yukón está situado en el extremo noroccidental de Canadá, limitando al oeste con Alaska y a lo largo de esta frontera se extienden los montes Mackenzie. En los montes de San Elías, al suroeste, se encuentra el pico más alto de Canadá y segundo de América del Norte: el monte Logan (5.959 metros).

Yukon Canada-513La parte sur y centro de este montañoso territorio está formada por altas mesetas que en la zona norte, por encima del Círculo Polar Ártico, se transforma en tundra. La costa norte está bañada por el mar Beaufort, perteneciente al océano Ártico. Respecto a sus recursos hidrográficos, posee importantes vías fluviales como el río Yukón, el segundo más largo del país, y el Mackenzie, y entre sus numerosos lagos se cuentan el Kluane, el Teslin, el Bennett y el Laberge, mientras que en las zonas montañosas se encuentran glaciares, como el Nahanni.

Yukon Canada-89Las distintas tribus de indios aborígenes consiguieron vivir tranquilamente hasta que el 17 de agosto de 1896 se descubrió oro en el río Bonanza, un afluente del Klondike. Esto desató una auténticafiebre del oro que atrajo a buscadores de todo Canadá y Estados Unidos dispuestos a enriquecerse. Dawson, en la confluencia de los ríos Klondike y Yukón, llegó a albergar a 40.000 habitantes. Los indígenas fueron obligados a trasladarse y muchos bosques fueron destruidos.

 

Piratas de cuenta corriente

barco pirata-52

En 1991 se hundió el orden político de Somalia, país que sucumbió a una guerra civil empeorada por la intervención estadounidense. El colapso político dejó la sociedad somalí sin defensas, situación que fue aprovechada por navíos procedentes de Europa, Estados Unidos, China y otros países para verter en sus aguas grandes cantidades de residuos tóxicos y radioactivos. El abuso se hizo visible cuando, en 2005, un tsunami depositó en las playas y costas somalíes bidones corroídos y otras muestras de estos residuos. Según el enviado de las Naciones Unidas en Somalia Ahmadou Ould-Abdallah, la porquería tóxica acumulada en pocos días por la catástrofe marina provocó úlceras, cánceres, náuseas y malformaciones genéticas en recién nacidos y, al menos, 300 muertes.

Pero las desgracias no terminan ahí. Aprovechando el desgobierno, una multitud de barcos de pesca empezó a faenar en las aguas frente al país, incluidas sus aguas territoriales. En 2005 se calculó que pescaron allí unos 800 barcos de distintos países, muchos de ellos europeos y, más específicamente, españoles. Se estima que los ingresos generados durante un año por esta pesca extranjera ilegal ascendía a 450 millones de dólares. El resultado fue la rápida disminución de unas reservas pesqueras que eran el principal recurso para las comunidades de pescadores del país, catalogado como uno de los más pobres del mundo.

Un reportaje de Al Yazira informa de que grupos de somalíes trataron de constituir un cuerpo autodenominado “Guardacostas Voluntarios de Somalia”, reuniendo dinero con el que pagar a la empresa estadounidense Hart Security, que se dedica a entrenar y formar luchadores y mercenarios por todo el mundo –y que, años más tarde, ha actuado como mediadora para el cobro de rescates en aquellas mismas aguas: ¡negocio redondo!–. Al parecer, hubo intentos de esos guardacostas voluntarios de negociar con los buques de pesca extranjeros para que dejaran de faenar o pagaran un impuesto para seguir haciéndolo, intentos que resultaron fallidos. El desenlace final fue lo que hoy se califica como piratería somalí. En un país plagado de armas, desgarrado por bandas rivales y sometido a una situación económica desesperada, un desenlace así no debería sorprender. A la vista de lo anterior es legítimo preguntarse: ¿quiénes son, en esta historia, los verdaderos piratas?

Hay indicios de que detrás de estos piratas se esconden bufetes de abogados empresas y bancos Suizos, los rescates son pagados en cuentas secretas y solo vemos la punta del iceberg, Unos pobres Somalis cargados de alcohol no son la cabeza pensante de esta situación.

Para terminar con el problema hay que dar en la cabeza y esta esta muy arropada y en un lugar seguro de Europa.