Un año de Doodo

lo primero que publique en este rincón fue mi cuento. Los cuatro días de mof, de ese a hoy han pasado muchos, nada mas y nada menos que 257 repartidos en once categorías, con 17.050 visitas.

No esta nada mal para uno que no le gusta escribir, que sepáis que esto me relaja  y me ayuda a soltar lastre, y como homenaje hoy publico ese primer párrafo de hace un año.

Gracias a todos. 

viento-81

 Primer día ( comerse el mundo)

Mof nació el dieciséis de septiembre del año pasado, y lo hizo como el resto de sus hermanos, con la única diferencia de que sólo él sabía que su vida era corta, muy corta. Tenía que aprovechar el tiempo y vivir deprisa para conocer todo lo que a su alrededor existía, que no era poco. Cuatro días. Sólo cuatro días vivía una mosca. Mof era una mosca sin tiempo que perder.

 

Su primer vuelo fue corto y directo al azucarero. Eran las nueve dela mañana y el hambre acechaba a los recién nacidos, que sea cual sea su especie, quieren comerse el mundo. Después de la comilona decidió sobrevolar los confines de su pequeño universo: en poco menos de dos horas, había logrado ver la mayor y más alta cascada de agua y un ser enorme que jugaba con ella. Vio también fuegos tremendos y lagos de agua caliente con bichos flotando… sobrevoló un mundo de papel con miles de colores, y ascendió a una dimensión más cálida donde se extendían sedas y algodones suaves. Desde este lugar privilegiado, vio a otro gigante recostado sobre una cama. “Era fantástico”, pensó Mof, “tengo tanto que ver y disfrutar de este mundo”.

Si embargo, todo empezó a cambiar cuando se acercó a una luz muy intensa que uno de esos gigantes que habitaban en su mundo, había descubierto detrás de una inmensa tela.

Mof se posó en horizontal en uno de los armarios de la cocina, miró con sus cientos de ojos hacia esa luz. Sintió miedo de verdad en esos momentos, él había imaginado una vida feliz, llena de emociones, pero nunca pensó que sentiría miedo.

Aquella luz le descubrió un mundo aún más grande del que había soñado para sus aventuras, tras un vuelo corto, se posó, entonces, sobre algo que apenas se distinguía pues era transparente y sólido al mismo tiempo, y volvió a mirar atónito con todos sus ojos, entristecido por la magnitud que se le mostraba. “Apenas tengo tiempo, hay tanto que ver ahí fuera, en cuatro días no podré verlo todo”, se dijo pensativo.

Decidió irse hacia la cascada para mejor pensar, pero ya no estaba; fue entonces hacia los grandes fuegos, pero los encontró apagados. En este mundo que al principio parecía tan emocionante, todo se perdía por momentos y ya eran las cuatro de la tarde. En un ataque de rabia voló con todas sus fuerzas hacia la luz  con la intención de estrellarse contra aquel material duro y transparente. Según iba acercándose a gran velocidad, dispuesto a dejar sus mil ojos en un aplastado tono negro, dio gracias por las horas vividas y ya a escasos centímetros de la luz cerró todos sus ojos y voló aún con más intensidad… Transcurrieron dos, quizás tres segundos y con los ojos todavía cerrados, Mof no lograba entender nada, pues según su plan de vuelo, minuciosamente estudiado, el aplastamiento tendría lugar en un microsegundo, sin embargo él seguía volando sin más, decidió abrir treinta de sus ojos y… “¡Qué susto, joder! ¿Dónde estoy? ¿He muerto y esto es el paraíso de las moscas?” Se posó sobre un enorme trozo de algodón fresquito que desprendía un olor muy agradable. No sabía el porqué, pero el trozo de algodón colgaba de una especie de cable y le daba el solecito de la tarde. Intentó descansar un momento, pero fue imposible, porque en ese preciso instante un gigante intentó matarle, no entendía por qué, él sólo pretendía descansar un ratito, pero con el esfuerzo del vuelo soltó una mier.. a pesar de este pequeño detalle no imaginó jamás que aquel ser que jugaba con el agua y que duerme en los desiertos de algodón fuera tan violento.

Voló, esta vez sin miedo, pues apenas le quedaba vida que vivir y cuanto viviera lo consideraba un regalo.

Voló y voló hasta las siete de la tarde. Estaba agotado y muerto de sueño: su primer día de vida había sido muy agitado y la noche se cernía sobre las cosas y debía buscar un lugar donde poder dormir tranquilo y a patas sueltas. Miró y miró, pero todo era tan grande para su pequeñez que ese todo le asustaba, hasta que casi desfallecido escuchó el aleteo de otra mosca, su congénere, y cambió decididamente su plan de vuelo para encontrarse con ella. Cuando la halló comprobó que era diferente a él, pues tenía bellos colores y decía que estaba trabajando. Su cuerpo era de color amarillo y negro, Mala señal, pues desde que nacemos aprendemos que estos colores son signo de peligro.

Se acercó pese al miedo inicial, y le preguntó quién era, le miró y respondió: “Soy Tifrú, una avispa y no tengo muchas ganas de hablar”. Mof insistió y le siguió preguntando que dónde solían dormir las moscas como él. “Las moscas duermen en casa de los Má, esos seres matan por matar, el otro día la misma Má mató con un golpe a mi mujer que estaba a punto de poner los huevos. Así que no te fíes como tus hermanos y ten cuidado con la luz azul, significa la muerte segura”, le contestó Tifrú  algo cansado.

Mof y Tifrú se aproximaron a una luz que iluminaba el lugar donde los Má comían y reían. Tifrú le dijo al oído, casi susurrándole: “Mírales, parecen felices, ¿verdad?, se abrazan y se besan, pero es de los pocos seres vivos que conozco que son capaces de matarse entre ellos por quítame allá esas pajas. Un consejo, no te fíes de ellos. Duerme y mañana te mostraré otros lugares más seguros para ti.

Mof y Tifrú se recostaron cerca de la basura y cerraron los ojos. “Mañana será otro día”, pensaron casi a la vez.

foto de Octubre Otoño

Doodo-Otoño--02Aprovechemos el otoño antes de que el invierno nos escombre, entremos a codazos en la franja del sol y admiremos a los pájaros que emigran.

Ahora que calienta el corazón aunque sea de a ratos y de a poco, pensemos y sintamos todavía con el viejo cariño que nos queda.

Aprovechemos el otoño antes de que el futuro se congele y no haya sitio para la belleza, porque el futuro se nos vuelve escarcha.

Alegría de Vivir. La música de Doodo

Sueños en Azul.

telefono--t6EEn ocasiones sueño que vuelo, que me desplazo siguiendo la brisa como las gaviotas. También sueño que mis ideas salen y se cumplen, que comparto alegrías y penas que regreso a casa y alguien me espera.

Soñar es como viajar a otros planetas, donde todo puede ser, donde la imaginación no tiene fronteras y todo es posible. es el paraíso o el infierno.

Los sueños nos trasladan y nos evaden de la realidad una realidad que en ocasiones nos supera, es el descanso de la mente, es donde El niño que todos tenemos dentro sale al recreo, Es el espacio que queda entre ser, y pudo ser.

Hoy voy a soñar en azul volando por encima de acantilados golpeados por el mar, jugare con las olas y las gaviotas, cogeré energía para mañana levantarme y disfrutar de un nuevo día.Sueños en azul-Y mis sueños se pierdan en la noche, y suban alto para que desde arriba se hagan realidad.

El sueño y la esperanza son los dos calmantes que concede la naturaleza al hombre.

Las películas de Doodo -Leaving las Vegas

Todo hombre elige su camino, pero solo unos pocos le aceleran para llegar mas temprano al final.

El bebida y las drogas son buenos compañeros de ese viaje tan desafortunado, si yo tengo que escoger un vicio para morir que sea en la cama agarrado a alguien que en ese momento me este queriendo, debe ser una de las muertes mas bonitas, Pero que sea tarde que de momento quiero vivir mucho para disfrutar.

Esta película me traslado al mundo de lo desconocido, al suicidio voluntario del personaje, al morir y querer ver tu muerte. Cuando una a perdido la fe, y las fuerzas se van, el alcohol es la puntilla para ayudar en ese viaje final. Esta escena es una de las mas románticas dentro de ese camino en la peli.

De Soledad a SOL

Internet-5418El nombre nos marca en el transcurso de nuestra vida, nos llamaran y nos marcara de por vida.

La entonación, la pronunciación, y su significado hacen de esas letras un lastre o un regalo. Soledad ya es Sol pasa de ser sombra a ser calor a disfrutar de la entonación de la energía del calor de cinco letras. Hoy mi amiga Soledad deja ese nombre metido en un recuerdo y empieza una nueva vida con un nombre nuevo que seguro que la traerá mucha felicidad.

Como en la foto, mañana saldrá el sol y lo que hoy es oscuridad mañana disfrutaremos de un día de sol.

Feliz nuevo nombre. SOL

Lo que Hacen los hijos lo aprenden de los padres.

Mucho de lo que los hijos hacen en su vida cotidiana lo aprenden en casa. Si un hijo llega a un bar y pide un vaso de agua sin decir la palabra mágica… el padre es el culpable todas las cosas se piden por favor y lo que ven es lo que hacen.

Y la violencia es una de las cosas que tenemos que eliminar de la vista de un niño, si el padre no respeta a una persona el hijo hará lo mismo, son maquinas de aprender es la obligación de un padre trasmitirle valores.

Anteriores Entradas antiguas