Un beso perdido.

Un segundo perdido-61

El tiempo se encarga de diluir el pasado, 

Se olvidan las cosas en mundos alternados.

Los labios se pierden en discursos fragmentados,

y un beso se arrastra para ser olvidado.

Sutiles silencios, encadenan los labios, 

los ojos cerrados, las manos temblantes.

Suspiro que deshace el aire que respiramos, 

La suavidad, el tacto, el calor de un roce,

La piel estremecida, el cuerpo resucitado,

No quiero la monotonía de un día tranquilo,

Sino el fuego del recuerdo de un beso perdido.

Que no es mas que un beso olvidado, 

El que pintaba de azul las tardes rojizas,

calmando las ansias, buscando deseos.

Si alguien recuerda entonces esos besos

Guárdelos como dulce tesoro.

Yo guardaré los míos y mis recuerdos,

para que no existan más besos a la deriva en puertos olvidados.