Antonio Vega “buen viaje”

Siempre que muere un músico, el mundo se queda mudo.

Con este se marcha una voz y una época que bailamos al son de sus canciones.

Su cara demacrada, el cigarro siempre en su guitarra y la noche fueron siempre sus compañeros de tertulia, muere joven y dejando canciones para nuestro recuerdo. Como todos los músicos nos deja la herencia de sus letras, esas nunca nos dejaran.