Foto del mes de Mayo.

doodo-escaleras-de-tikal-01Mes de Mayo Un mes especial para mi, nací este mes y sigo subiendo escaleras para ver un amanecer en Tikal.

El esfuerzo merece la pena y al llegar el silencio de un nuevo amanecer te acompañara con los primeros rayos de luz, Si viajar es un placer mas placer es compartir estas fotos con mis amigos, soy un ojo publico mis viajes se publican para que los demás puedan disfrutar desde la lectura de una revista, viajo por trabajo pero este trabajo me recompensa con personas que conozco en los lugares estas sin quererlo me enriquecen y son parte de mi.

Viajar no es coger una maleta, es mucho mas, es abrirte a nuevas sensaciones y ser humilde en tus palabras, viajar es simplemente aprender de los demás sin querer cambiar el entorno.

Feliz mes de Mayo.

Los candados del Corazón

Después de las grandes tempestades en la vida, hay veces, al revés de la bonanza esperada, que acostumbras cerrar el alma al amor y al equilibrio. 
Y por más que digas estar disponible y abierto al diálogo, bien en el fondo de tu corazón colocas una puerta. Y esta puerta queda tan trancada, que si tú mismo no la abres, se torna casi intraspasable, como si tu casa hubiese sido saqueada, y el miedo de que sea robada de nuevo no te deja vivir tranquilo. 
Y quedas tantas veces preguntándote: ¿Porqué nadie se aproxima a mi? Si piensas en una actitud de bloqueo, no estás dando espacio para que todos te quieran o estén contigo. Té finges a ti mismo y a los demás, no enarbolar un letrero luminoso de “Pasaje Prohibido”, y lo haces inconscientemente, no es tu voluntad cerrarte a la vida. Los candados que colocas en los portones y los muros que yergues alrededor de ti, son enormes, porque te resulta muy duro admitir que tienes miedo de más experiencias, después que una, dos, tres o mil de ellas no fueron buenas. Así acabas por comodidad, con las personas menos amenazadoras; con las que incluso sabes que nunca llegarás a tener una afinidad más grande, porque su opinión no se afila para penetrar en tu interior. Estás con los que tienes pequeñas afinidades y poca complicidad, principalmente esa afinidad que viene profundamente del alma. Porque no deseas que nadie invada la fortaleza inexpugnable donde guardas tus secretos, los odios no pasados en limpio, y los amores mal acaecidos. No quieres saber de quien te lea los pensamientos y no pretendes comprometerte, entonces dices siempre lo contrario. Y sabes que la falta de amarras en un puerto donde puedes atracar cuando estás a la deriva, puede constituir una bella teoría de libertad, mas no te gratifica, pues el ser humano no nace para quedar solo. Tu , bien o mal, puedes escoger los amores y los amigos. Y puedes escoger los mejores y no los más cómodos. 
Y puedes también , tener tus enemigos y entre tus conocidos personas incompatibles contigo , porque son ellos los que te ayudan a superar tus límites y te empujan hacia adelante, aunque sea para que les muestres lo qué.. y cuánto… eres capaz. Precisas pasar por experiencias que no siempre son gratificantes, pues, una existencia pasada en blancas nubes, es una existencia sin frutos. Abre esa puerta!!!!!! a dos alas!!!!! Un día, tal vez, entenderás mejor los misterios de la vida. Y que para llegar a un determinado punto, muchas veces tendrás que pasar por varios obstáculos. Tal vez, cuando procures a alguien o alguna cosa, te estés informando; tal vez, cuando encuentres tanta gente incompatible contigo es porque de alguna manera, son o fueron las personas determinadas a surgir en tu vida, sea para soportarlas, ayudarlas o para que a través de ellas, aprendas alguna lección importante: de serenidad o perseverancia, de paciencia o fe y tal vez de enseñanza de vida. Pero recuerda que, por más que te tapes, que te escondas, o quieras irte de la vida, de ti mismo, de los daños o los rechazos, todo pasa. La desesperación nunca fue solución para nada. La vida seguirá siempre su curso. Toma lo que te enseña a utilizar esa ventaja para educar a quien esté a tu lado; y en las caídas aprende a ser humilde.
¡¡Recuerda que no importa cuántas veces caigas, sino cuántas veces te levantes!!.

La llave del alma la tenemos cada uno la nuestra es entonces de nosotros la opción de abrirnos a los demás.

candado-921