Megeve un viaje blanco

Megève es una estación fascinante, prestigiosa y elegante. Es un pueblo que sorprende a todos los esquiadores y visitantes por su espectacular conservación arquitectónica, tradición y naturaleza, con el Mont Blanc como fondo de postal … Una estación lujosa apreciada a nivel nacional e internacional que ofrece servicios de alta calidad durante todas las épocas del año.

megeve-11 La estación de Megève se extiende en cuatro zonas: – El monte de “Arbois” que permite el paso de un valle a otro para los que esquían y para los que no. – Los 2000, dónde los esquiadores pueden disfrutar de una pista de descenso de manera espectacular, sin masificación de esquiadores ya que se trata de una zona sombría durante los primeros meses del invierno. – Rochebrune, especialmente apreciado por la variedad de pistas y paisajes. – El Jaillet, conocido por su tranquilidad, sus vistas hacia el pueblo y hacia los tres macizos.

megeve-27 Las cuatro zonas están conectadas por un servicio de autobús gratuito cada 20 minutos. En Megève disfrutar de la nieve virgen recién caída es una oportunidad para todos los esquiadores sin tener que llegar a salir fuera de pista. Después de una nevada, Megève se prepara para ofrecer un servicio de alta calidad, una parte de pistas no son pisadas y quedan reservadas para disfrutar del esquí con nieve polvo para todos los niveles, sin correr el riego de tener que salir fuera de pista.

megeve-03Freestylers, snowboarders, amateurs, principiantes… se dan cita todos los inviernos en las pistas de Megève. El Waidzai Park más fácil que un clásico snowpark, ofrece una gran variedad de módulos para los más atrevido: whoops, pirámides, hip, pequeños trampolines, boardercorss…

megeve-00 Los profesionales del esquí nórdico se dan cita en la zona de los 2000 dónde encuentran un espacio natural y de total libertad… Quien tenga la posibilidad de vivir una experiencia única y viajar a la región de la Saboya, podrá vivir de ricas tradiciones e historias en un ambiente natural único.




Las películas de Doodo VII

Qué tiempos cuando todos los directores de periódicos se sentían dios. Un artículo podía hacer tambalear a una empresa. Yo empecé en este mundo allá por los años ochenta y algo, y se leía, y los periódicos comunicaban, y los periodistas eran sensatos con sus artículos, profesionales en toda regla.

Pero, poco a poco, el papel perdía poder, y la prensa se vendió a la banca. Eran los años 90. Banesto, Santander, BBVA, Argentaria y los demás mostraron su posición en los medios, era una forma de decir lo que ellos querían y así controlar a la masa (nosotros).

En todos los periódicos en esa época había una lista de empresas intocables (Seat, Corte Inglés, bancos, Iberia, y más) y los profesionales se bajaron los pantalones y ese fue el principio del fin.

Luego los periódicos, cuando no eran rentables, se vendían a indeseables que en un plis plas eran directores y con ese poder jodían a diestro y siniestro. Recordemos : Diario 16 , el Independiente, El sol, El claro, Ya, y alguno más cayeron en manos de empresarios con ganas de ser más, como en la película de Chaplin, El gran Dictador.

Vendidas nuestras almas a la banca y a los indeseables, sólo quedaba esperar la caída o hundimiento del mundo del periodismo. Hoy podemos mirar internet y ver que los verdaderos profesionales están en la red sin vender su profesionalidad. Tenemos lo que sembramos, tenemos un periodismo prostituido y profesionales vendidos al poder político y financiero.

Señores directores  sembraron  un periodismo servil, títeres en vez de periodistas; hoy recogen sus frutos.

Yo, como muchos, si me quiero informar leo blogs que digan algo y hablen con profesionalidad. Se terminaron los años dorados de los pelotas del papel, se abre la libertad de decir lo que uno piensa. 

P.D. la película es una obra maestra de Chaplin, sin duda una de las escenas más poderosas del cine de todos los tiempos.

Música de Doodo

El calor llegará pronto

hotel-le-saint-geran-mauricioMi tío Tino siempre se adelanta al tiempo, cuando estamos comiendo las uvas él dice: ” ya esta encima el verano”, y así todo el año.

En verano, bueno, en tres días ya comiendo las uvas te parece exagerado, pero cómo pasa el tiempo.

A petición de las chicas, una playa y con masaje, q más se puede pedir.